PROYECTO I

El  Proyecto i , es una innovación pedagógica  impulsada por el Colegio Mariano de Schoenstatt.

Comenzó el año 2018, siendo el  sexto básico el curso  protagonista de un modelo curricular basado en la metodología de proyectos. El año 2019 esta metodología se ampliará a otros cursos de Ciclo Básico y Ciclo Mayor.

En esta experiencia nuestros estudiantes tienen dentro de su horario una asignatura de elaboración de proyectos integrados,  donde profesores de diferentes disciplinas les plantean desafíos conectados con la realidad. A través de estas actividades, se afianza el desarrollo de habilidades, por otro lado se asegura la cobertura curricular pedida por el Ministerio de Educación y finalmente se da espacio para realizar un trabajo colaborativo, que es clave como competencia para insertarse y moverse con naturalidad en el mundo.

El siglo XXI tiene muchos exigencias, entre ellas aprender a trabajar en equipo, a valorar y reconocer al otro con sus diferencias, ser capaces de integrar conocimientos para poder aplicarlos en la resolución de problemas y de generar un pensamiento crítico de calidad, el cual se sustente con argumentos sólidos.  Por todo ello,  es que creemos que el Proyecto i es una gran oportunidad para responder a nuestro Proyecto Educativo y ayudar en la formación del estudiante integral que deseamos.

CURRÍCULUM
TRANSVERSAL
CICLO INICIAL

El diseño curricular consiste en cinco unidades transversales que avanzan desde el conocimiento personal de nuestros estudiantes, hasta una mirada amplia del mundo. El objetivo transversal es desarrollar las habilidades que les permitan tener un rol protagónico y libre en la construcción de la sociedad.

Las unidades son las siguientes: ‘Quién soy’, ‘Yo descubro el mundo’, ‘Yo me inserto en la comunidad’, ‘Yo en el tiempo y el espacio’, ‘Yo soy responsable del planeta’.

La implementación de las unidades, se basa en la relación que se hace entre los aprendizajes aportados por las disciplinas. Es una visión transdisciplinaria que permite generar proyectos haciendo que los contenidos interactúen, entendiendo el conocimiento desde sus múltiples dimensiones, y principalmente, que los estudiantes, hagan significativo el aprendizaje por el contexto funcional y real en que se encuentra.

Un ejemplo de ello, es que al abordar la unidad transversal 4, “yo en el tiempo y el espacio” en Historia se analizará el proceso histórico de nuestro país y sus costumbres, desde Ciencias Naturales, se promoverá el conocimiento de la fauna nacional, y en lenguaje el patrimonio cultural, a través del análisis de las fábulas y las leyendas. En matemática se espera que los aprendizajes de esta área se pongan al servicio de los proyectos desarrollados.

Sistematizar los aprendizajes de este modo nos permite dar cobertura al programa del Ministerio de Educación, acercar a los estudiantes del ciclo a la metodología impulsada por el colegio con los Proyectos Integradores en cursos posteriores y hacer más desafiante el proceso educativo, pues se traspasa a los niños la responsabilidad de autogestionar sus aprendizajes, intencionando estrategias de ideación, planificación, ejecución, evaluación y exposición de lo que le interesa aprender.

El trabajo interdisciplinario en aula lo realizamos a través de cuatro ejes:

  1. Trabajo en medio grupos: Instancia de monitoreo y mediación directa con la construcción del conocimiento.
  2. Trabajo en centros: Instancia de profundización del conocimiento desde las motivaciones de indagación de cada estudiante.
  3. Trabajo colaborativo: Instancia de desarrollo de habilidades sociales, fortaleciendo el compromiso y la colaboración entre pares.
  4. Evaluación centrada en el proceso de aprendizaje: Evaluación dinámica que permite atender a cómo los alumnos y alumnas van construyendo sus aprendizajes, mediante situaciones de evaluación diversas.

Finalmente es importante señalar que cada unidad transversal está asociada al desarrollo de habilidades de pensamiento, investigación, comunicación e interacción social coherentes con los temas abordados. Dichas habilidades también se presentan en orden creciente y buscan la trascendencia de los aprendizajes en nuevos ámbitos, más allá del escenario escolar.